Tus deseos son tu expansión

publicado en: desarrollo personal | 0

deseos

Tus deseos te pertenecen porque tú eres el creador de ellos y no existen deseos que no puedan ser traídos a tu experiencia, porque en ese caso no los desearías. ¿Entiendes esto? Es el deseo el que te está buscando a ti, como consecuencia de tu bagaje vivencial.

El deseo se manifiesta porque en el universo existe el contraste y la diversidad. Cuando deseas algo, es porque descartas otra cosa. Si no existiera la opción no habría el deseo ni la evolución ni expansión en tu vida ni en el universo.

Lo que tú deseas fervientemente, otra persona puede observarlo con total indiferencia y con lo que otro puede motivarse muchísimo, tú puedes detestarlo. Ese contraste es lo que produce la evolución, pues a través de nuestros deseos cada cual crea sus propias experiencias en función de sus elecciones. No existe nada, ni nadie que pueda privarte de lo que quieres excepto tú mismo, pero la mayoría de personas creen que otras personas, cosas o circunstancias pueden privarles de lo que desean.

“Eso es imposible”, “no se puede hacer”, “a ver si cambian las cosas” y frases similares demuestran que las personas no creen en su poder creativo para manifestar su experiencia. De un modo u otro la gran mayoría de la humanidad piensa que hay algo o alguien que tiene mayor poder para dirigir su vida que ellos mismos y de este modo entre los deseos o sueños de las personas y su creencia o expectativa de lograrlos suele existir una gran barrera creada por ellas

Los deseos son la manifestación física de lo que mentalmente has creado y por ello, ya existen potencialmente. Puede que te preguntes que sí eso es así y por mucho tiempo ya has deseado tanto conseguir un objetivo, cual es el motivo de que no lo hayas logrado todavía.

Nuestra educación está enfocada en lo externo, de este modo crees que tu experiencia, tus conocimientos, habilidades y el conjunto de tus acciones son lo más importante para lograr algo, pero debo decirte que son mucho menos vitales que tus pensamientos. Con una actitud mental inadecuada, todo lo demás es inútil, ya que no proporcionará los resultados que deseas, por mucha acción que vuelques en el proceso.

Absolutamente todo lo que ves en la creación ha surgido de un pensamiento. Todo el universo físico ha sido creado con la mente. Tus pensamientos preceden cualquier cosa que más tarde se manifieste en tu vida y por tanto nada puede llegarte si tu no lo has pensado. Sí, tú eres el creador.

Puede que estés pensando que en el pasado has experimentado un accidente, una discusión con un amigo, un fracaso empresarial, una enfermedad o cualquier cosa que no deseaste y que por supuesto tú no estuviste pensando en eso y en consecuencia deduzcas que no puedes ser el causante de esa experiencia. Y puede que tengas toda la razón, pero sólo en la primera parte, porque para que esas cosas se manifiesten en tu vida no es necesario que de forma específica hayas estado pensando en ellas. Una de las leyes universales es el principio de vibración, el cual nos dice que las cosas se atraen por la afinidad vibratoria. Para que suceda aquello que deseamos no es imprescindible que pensemos en ello de una forma exacta, porque los pensamientos afines manifiestan cosas afines. Del mismo modo si piensas en cosas que no deseas también te llegarán cosas que no deseas, aunque de forma exacta no hayas pensado en ellas.

Deseo + Creencia + Acción correcta: Deseo cumplido

Cuando comprendas estos conceptos de forma absoluta, tu vida ya no será igual. Las palabras sólo aportan conocimiento, pero no pueden darte la sabiduría a menos que las apliques en tu vida y observes los resultados. Cuando lo hagas, tendrás la evidencia de la exactitud de estos principios universales.

A lo largo de mi vida he conocido muchas personas que entienden la teoría de estas cosas, pero en su vida diaria no la aplican. Ya te he dicho que yo también fui una de esas personas por mucho tiempo. Pero entendí que sí quería transformar mi vida, debía aplicar y experimentar cuanto antes todo lo que creía saber.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.