¿Tienes un propósito de vida?

¿Tienes un propósito de vida?

Cuando las personas me preguntan cuál es a mi juicio el aspecto fundamental para estar permanentemente motivado, mi respuesta es muy clara, porque pienso que el propósito de vida, está muy por encima de cualquier otro aspecto.

Lo que normalmente conocemos como motivación suele ser tan variable como el viento. Las personas se motivan tan fácilmente como dejan de estarlo, ya que suelen estar a expensas de sus emociones y estas son muy volubles. Lo que hoy te motiva muchísimo, mañana puede aburrirte.

Esto suele ocurrir con los objetivos, en cambio tu misión o propósito de vida, trasciende las cosas más temporales y superficiales para entrar en una esfera más profunda que implica un compromiso auténtico y duradero de lo que deseas hacer en tu vida, yo le llamaría incluso el propósito del alma, pues no creo que sea de naturaleza mental, sino espiritual.

No te preocupes, si a día de hoy todavía no has descubierto cuál es el tuyo o no lo tienes bien definido, es algo común porque normalmente las personas estamos tan enfocados en lo exterior que nos olvidamos que las auténticas motivaciones son internas.

Hay personas que desde bien pequeñas tienen muy claro a qué desean dedicar su vida y ya desde su infancia queda bien definida su vocación que más tarde acaban por concretar en estudios y una profesión, pero en muchos casos no es así y hasta bien entrada la edad madura no solemos encontrar ese camino que es el que nos llena interiormente y vemos claro hacia dónde debemos dirigir nuestros pasos.

Este fue mi caso, ya que en la juventud tenía diversos intereses, pero carecía de una visión clara de lo que deseaba hacer en la vida. No fue hasta pasados los 25 años, cuando supe lo que de verdad me aportaba plenitud, que como sabes es el desarrollo personal y que acabaría por convertirse en mi propósito de vida ayudando a otras personas a descubrir sus dones y a usarlos para su pleno potencial.

Si a día de hoy todavía no tienes un propósito de vida, pero te gustaría tenerlo para sentirte pleno y poder levantarte lleno de energía e ilusión cada mañana, empieza por pensar qué virtudes o destrezas tienes, cuáles son tus mejores dones o habilidades, cuáles son aquellas áreas en las que sueles destacar y que realizas con más alegría y pasión.

Normalmente esas tareas te aportan tanta dicha que pasan las horas sin darte a cuenta. A mí me ocurre a menudo que en los cursos o talleres tienen que avisarme de la hora de finalización, puesto que estoy tan inmerso en lo que hago, que me olvido por completo del tiempo.

Ya sabes que cuando haces lo que te hace feliz y estás con las personas que amas, todo lo demás desaparece. Por eso quien encuentra su misión no tiene la sensación de estar trabajando, ya que disfruta cada minuto de su labor, como la mejor de las aficiones.

Recuperar el niño interior que todos llevamos dentro es importante para saber cuál es tu misión en esta vida. Hay estudios que demuestran que ya desde bien pequeños mostramos algunas de estas inclinaciones, pero a veces con el paso del tiempo, quedan en el olvido y las circunstancias nos van derivando hacia otros caminos, que no son conformes a nuestra naturaleza.

¿Recuerdas cuál era tu juego favorito de niño, con qué fantaseabas o te identificabas más, con qué soñabas ser de mayor? Si logras descubrirlo quizá te conectes con esa parte íntima que te mostrará cuáles son tus dones por explotar y entregar al mundo.

Cuando descubres que es aquello para lo que estás especialmente dotado y decides ponerlo al servicio de los demás, comprometiéndote por entero a llevarlo a la acción, interiormente sentirás una sensación de plenitud, sabrás que estarás en el sitio correcto, haciendo lo que debes y habrás encontrado tu propósito de vida.

             Aumenta tu poder personal 

Si quieres aumentar tu poder personal y empezar a crear la vida que deseas, puedo enviarte GRATUITAMENTE a tu correo tips, e ideas de éxito para aplicar en tu vida diaria y desarrollarte en todas las áreas. Suscribirte ahora gratis al boletín. 

Share

Dejar una opinión