Dirigir tu atención conscientemente

publicado en: Sin categoría | 0

[kad_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=ZAC0PX3K804″ width=500 height=250 ]

Tomar conciencia y dirigir tu atención de forma deliberada en todo instante, es de las cosas más importantes que podemos hacer los seres humanos. En cualquier área de actividad en tu vida siempre estás fijando tu atención en algo, ya seas consciente de ello o no.

Sin darse cuenta, la mayoría de las personas tienen una tendencia natural a fijarse en la realidad que están experimentando con especial atención a las cosas de su vida que no marchan como ellos desearían y fijados en ese punto piensan, hablan y sienten con todo detalle de cómo son las cosas. Quien así actúa se mueve en arenas movedizas y cuanto mayor es su actividad más se hunde.

Incluso aunque seas una persona que te autodefinas como optimista o positiva, verás que cuando hablas con otras personas, si estas te cuentan sus penurias, fácilmente acabarás sintonizándote con los mismos pensamientos, al no tomar control de tu atención.

Al conjunto de todas esas experiencias y circunstancias, con los consiguientes pensamientos y sentimientos que se generan le llaman su realidad y cuanto más se centran en ella, más parece estar perpetuándose  Resultaría hasta cómico sino fuera por los problemas que ello ocasiona, pero la conducta de centrar la atención en todo aquello que nos disgusta, lo único que provoca son situaciones similares en nuestro camino de vida.

Toma como ejemplo las relaciones de pareja. En el principio de la relación los dos miembros se fijan y deleitan en los aspectos que aprecian y valoran del otro e incluso tienden a minimizar los errores que pueda cometer o las cosas que puedan no ser de su agrado. Esta es la fase de enamoramiento y las personas no ven las cosas como son sino como deciden verlas.

Pasado el tiempo y con la convivencia, muchas personas ya no tienen esta actitud respecto al otro. Sus parejas pueden seguir teniendo las mismas virtudes que tenían antaño, pero ahora su foco de atención ya no está puesto ahí, sino en todo aquello que les disgusta o en lo que no están de acuerdo. En este caso también ocurre que es uno mismo quien decide cómo ve las cosas, pero ya no se hace en lo que deseamos experimentar, sino en lo que no deseamos y percibimos como real o verdadero.

Ya sea en las relaciones amorosas, en nuestra vida familiar, en el trabajo o los negocios, con los amigos  o en cualquier otra faceta, siempre eres tú el que elige donde pones tu foco de atención. Si lo haces en la negatividad y los problemas, seguro que siempre tendrás razones para defender tu postura y cuanto más la mantengas, más razón tendrás.

Pero también puedes focalizarte en todo lo que puedes apreciar y agradecer tanto de los demás, cómo de la propia vida.

En todo momento tenemos la potestad de elegir que camino deseamos tomar y obrar en consecuencia. Esto requiere entrenamiento y no tiene nada que ver con el coeficiente intelectual, ni con tu formación académica o nivel cultural. Es un proceso en el cual se entrena la mente y el corazón, para que puedan trabajar en armonía atrayendo a tu vida todo aquello que te proporciona bienestar.

En la medida que seas capaz de tener autodominio sobre las cosas en las que deseas centrarte de forma consciente, observarás como de forma gradual tu vida va acomodándose a tus deseos, hasta en aspectos que te parecerán milagros.

Realizamos muchos esfuerzos tratando de lograr las cosas que deseamos y persiguiendo el éxito, pero en realidad este no consiste tanto en hacer cosas extraordinarias, sino en dejar de hacer otras que de forma inconsciente lo están impidiendo.

El día que seas capaz de estar centrado mentalmente de forma única en lo que deseas alcanzar y puedas mantenerte emocionalmente en ese estado, veras que tú mismo eres el que ha puesto los obstáculos para recibir todas las bendiciones que deseas.

Tú ya eres, tienes o estás en la situación que deseas experimentar, pero hasta que no te permitas serlo, tenerlo o estar, no será una verdad para ti.

Te recuerdo que más del 90% de tus acciones son motivadas por el subconsciente, pero que a a través de tu parte consciente puedes decidir lo que deseas e imprimir en este lo que más tarde se manifestará en tu vida.

Sentir lo que deseas y creer que ya es tuyo es el único secreto y el mayor poder que tienes a tu disposición, pero por ser algo tan simple es a menudo rechazado por las personas.

Si tu objetivo es lograr algo que a día de hoy crees que no tienes, no eres o no haces, céntrate mental y emocionalmente en el logro de tus deseos y olvídate de las apariencias que te muestran tus sentidos, porque cuanto más les prestes atención, más te seguirán mostrando la realidad de la que pretendes salir, en un círculo vicioso del que difícilmente podrás desprenderte.

Ya te he explicado en otros vídeos la enorme importancia de destinar un tiempo específico cada día a retirar tu atención de lo externo y realizar meditaciones, bien sean pasivas para centrarte en tu propia esencia o activas para crear de forma consciente desde el interior aquello que luego verás en el exterior.

Nada puede crearse fuera que primero no haya sido creado dentro. Grábate en tu mente esta ley universal que es tu mejor aliado en la vida. Crees que tus pensamientos y emociones actuales dependen de como marcha tu vida ahora y de este modo tienes una conducta reactiva, pero la creación funciona a la inversa, porque lo que ahora mismo estás pensando y sintiendo es lo que más tarde se hará realidad. Ese es el enorme poder que tú tienes en el interior.

Tus experiencias son tus mejores maestros y si practicas con perseverancia, con ellas descubrirás hasta qué punto puedes despertar el gigante que llevas dentro si logras dominar el arte de la atención consciente. Te aseguro que si así lo haces podrás dirigir el poder interno a tu voluntad para crear todo cuanto deseas y que por derecho natural ya te pertenece ahora.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.