Potenciar tu marketing de contenidos

publicado en: negocios online | 0

[kad_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=MEBvHH80xJE” width=400 height=200 ]

 

A pesar de que el conocimiento del marketing es actualmente muy extenso y está muy segmentado, las motivaciones de compra de las personas siguen siendo las mismas desde que el hombre es hombre y por ello seguimos comprando por las mismas razones.

En la venta existe un concepto básico, sin él no es posible hacer clientes. Es la confianza.

Lograrla por parte de las personas no es tarea sencilla, ocurre de igual forma en la vida normal y en los negocios tradicionales. Con todas las personas con las que tienes confianza has tenido que desarrollar una relación a través del tiempo, (otra prueba más de lo importante que resulta este factor). Para generar confianza en la red existen 2 premisas básicas, para que la gente crea en ti y pueda sentirte cercano.

  • Mostrar a las personas lo que puedes hacer por ellas
  • Mostrar a las personas como otras personas ya se han beneficiado de lo que tú haces.

La primera es acercarte a las personas dándoles pequeñas muestras de lo que tus servicios y/o productos pueden solucionarles. Es el mismo principio que usan las marcas cosméticas cuando nos regalan muestras de sus productos para que antes de comprarlos probemos sus beneficios en nuestra piel.

Como empresario online y a través del marketing de contenidos, regalo conocimientos a mis lectores y suscriptores. Cuanto más segmentado y específico sean los contenidos que ofrezcas más sencillo resultará posicionarte en tu área.

¿Cómo sobresalir de la competencia en un mercado tan saturado?

Es la primera pregunta que suele venir a la mente, a mí me ocurrió lo mismo cuando realicé mis primeras incursiones en el apasionante, pero a la vez complicado mercado online. La primera impresión que tuve fue el poder acceder a millones de personas en todo el mundo con costes ridículos y teniendo una libertad de tiempo y movilidad que no tienes en los negocios físicos.

Ahora bien, de la infinidad de sitios webs y blogs que existen sólo unos pocos tienen visitas suficientes para posteriormente transformarlas en ventas y lograr negocios rentables. La inmensa mayoría de los sitios online son como tiendas de extrarradio, no importa que las tengas en una gran ciudad visitada por millones de turistas, porque esas personas sólo suelen visitar las calles céntricas unos cuantos días y después vuelven a su país. Del mismo modo, la mayoría de sitios webs reciben pocas visitas y de las que reciben sólo unas cuantas se traducen en clientes.

La mejor forma de obtener visitas a tu negocio, es convirtiéndolo en un sitio de referencia para las personas interesadas en ese sector concreto. Es un trabajo arduo, pero la mayoría de personas no lo logran por estos dos motivos:

  • No saben cómo hacerlo
  • No tienen la disciplina y la constancia para hacerlo

Del mismo modo que en los negocios offline si no tienes conocimientos de marketing es complicado vender, en los negocios online debes dominar principios básicos, que en la red son llamados marketing de contenidos.

El marketing de contenidos consiste básicamente en convertir a tus visitantes o lectores en clientes. Cuanta más alta sea tu tasa de conversión (la relación que existe entre visitantes a tu web y tus ventas), mejor marketing estarás realizando.

Esto cada vez cobra mayor importancia, porque posicionarse en los buscadores será más complicado, ya que los propios motores de búsqueda ponen el listón más alto y cada vez existe más competencia.

Generar contenidos de calidad y propios

Si escribes de forma genérica sobre cualquier temática, difícilmente lograrás clientes, porque tus lectores no se verán identificados y no sabrán de qué forma puedes servirles. Tus visitantes actúan igual que tú cuando entran a un sitio web, si no eres capaz de captar su atención en apenas unos segundos, se irán a otra tienda.

No importa en qué área trabajes, pero cuando realices los contenidos para tu sitio web una de las claves es ser específico y brindar soluciones prácticas.

Las personas que serán tus futuros clientes, no son bichos raros, buscan exactamente lo mismo que tú y que yo. Todos buscamos solucionar algún problema, ya sea encontrar un viaje más económico, un libro que nos sirva de ayuda o la mejor oferta en viajes, por poner unos ejemplos. Lo mismo que ofreces tú, seguro que es ofrecido por miles de personas. La diferencia sólo puedes hacerla por quien eres tú y por cómo lo haces tú.

Por ello, el primer paso para generar confianza es explicar tu propia historia personal, quien eres, cómo has llegado hasta aquí, qué experiencias has tenido, cuáles son tus conocimientos y cómo trabajas. Ábrete a los demás, para que los demás se abran a ti.

El poder de la historia personal es tremenda, porque nos vuelve cercanos y vemos que todas las personas pasamos por situaciones similares de dudas, dificultades y fracasos cuando iniciamos cualquier actividad. Además, tu historia sirve de inspiración a los demás y es un gran motor de activación y cambio en las personas.

Sé totalmente sincero y honesto con tus lectores, por muchos conocimientos que tengas en tu área nunca te muestres como gurú si no quieres que la gente no vuelva a visitarte. Las personas valoran más a quien tiene conocimientos y humildad, mostrando tanto sus triunfos como sus fracasos. Aunque tengas que dedicar horas no retribuidas, a la larga la cercanía con tus lectores da sus frutos.

Por si tienes alguna duda, quiero que sepas que hubo una época que delegué mis funciones en mis sitios web y contraté un community manager para las redes sociales, porque consideraba que me representaba demasiado tiempo de dedicación, contestando correos y solicitudes. Me centré únicamente en los contenidos, pero ese cambio pronto se me mostró como negativo, porque tanto mis visitas a la web, como mis suscriptores y ventas empezaron a disminuir.

Aprendí una gran lección, las personas quieren hablar directamente con quien les ofrece el servicio. Hoy en día ya no pienso que esas tareas sean abrumadoras, disfruto con ellas y al fin y al cabo esa interactuación con las personas es lo que me reporta dinero.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.