MOTIVACIÓN Y ACTITUD

publicado en: actitud | 0
motivacion y actitud
Casi todas las situaciones pueden solventarse con la actitud adecuada. Si tienes la energía o vibración necesaria en cada momento, puedes ver soluciones donde antes sólo veías problemas. El efoque de tu energía mental y emocional es el combustible que necesitas para alcanzar tus objetivos.
Veo como muchas personas disponen de un tremendo potencial de habilidades y conocimientos con los que podrían fácilmente lograr sus metas, pero se auto-sabotean porque su diálogo interno con ellas mismas es destructivo y eso les impide lograr el éxito. Por ello, te recomiendo que revises periódicamente tu sistema de creencias y de emociones por si están siendo un freno a tu desarrollo personal.
No es posible que logres tus propósitos si mental y emocionalmente no estás en sintonía con ello. Quien se siente desmotivado, puede que externamente no lo manifieste, pero de forma interna su razonamiento es similar a esto: – No vale la pena, intentarlo – No sé cómo hacerlo – Es muy difícil, no lo conseguiré – No es el momento – La lo probé y no me funcionó – Hay mucha crisis, está todo muy mal – No tengo suficiente… dinero, clientela, tiempo, etc – Eso aquí no funciona, etc.
Estos pensamientos y muchos más que expresan limitación y negatividad hacen que las personas se frenen y acaben cayendo en la apatía o desmotivación. Aunque te parezca algo estúpido, la mayoría de personas esperan motivarse cuando consigan resultados, sin saber que esa es la energía que necesitan antes de lograrlos. Sin la actitud adecuada no puedes esperar cambios.
Puedes ver como ejemplo de actitud, el deporte. En muchos partidos de fútbol, un equipo con mucha menos calidad técnica, acaba imponiéndose a otro plagado de “figuras”. Si esos jugadores con inferioridad futbolística ganan es únicamente por que tienen la actitud adecuada. Salen a “comerse el campo”, mientras que los otros no tienen tanta motivación o entusiasmo. Por eso, siempre recalco que la actitud es mucho más importante que la aptitud, es más si tienes la actitud adecuada, acabas siendo apto.
Muchas personas creen que es muy difícil motivar a los demás y mucho más tener automotivación continuamente, , pero yo no estoy de acuerdo con ello. Si tú sabes porque estás realizando cada cosa que haces, cuál es el resultado que esperas de ello y que beneficio obtendrás, es sencillo estar permanentemente motivado. El problema está cuando las personas nos dejamos llevar por la rutina o la monotonía, pues eso no le motiva a nadie.
Si tu problema es que no te llena o satisface lo que haces y sólo actúas por obligación, mi recomendación es que hagas algo distinto. No malgastes tu tiempo y tu vida en algo que no te aporta crecimiento, pues estás actuando en contra de tu naturaleza. Muchas personas me dicen que a pesar de que no les gusta su actividad profesional siguen haciéndola porque tienen miedo de no encontrar otra ocupación. Si es tu caso, esta es otra emoción limitante que debes erradicar de tu vida y ser consciente de que sólo tienes un determinado tiempo en este planeta y debes aprovecharlo potenciando todos los dones y cualidades que tienes como ser humano.
La motivación y actitud con la que afrontas cualquier circunstancia es la base de los resultados que experimentas, por ello, sé creativo e innova de forma permanente sin importar lo que hagas, no te permitas sentirte derrotado antes de empezar. Sé consciente que tienes en tu interior toda la energía que necesitas para lograr tus metas y que sacarla a la luz, sólo depende de ti. Cuando tomes de forma sincera y firme la decisión de tener la actitud de entregarte y comprometerte al 100% en todo lo que realices, verás aumentar tu nivel de energía y esto a su vez potenciará tu motivación para llevarte a donde deseas.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.