La moda del desarrollo personal

publicado en: desarrollo personal | 0

la moda del desarrollo personal

La facilidad que tenemos los seres humanos para complicarnos la vida no tiene límites. A pesar de que de la forma más simple podemos transformar nuestra vida, veo como cada día más personas rebuscan en los problemas de su pasado para tratar de arreglar los que tienen hoy en día. Esto normalmente crea un círculo vicioso del que no suele salirse o si se sale es únicamente de forma temporal.

De este modo veo como muchas personas se convierten en “turistas” de las terapias, siguiendo la moda del desarrollo personal, pero su vida real está muy distante de ser ejemplo de ello.

Uno de los motivos es que muchas de estas “terapias” lo que hacen es escarbar en el pasado de las personas tratando de lograr respuestas a los pensamientos, emociones o comportamientos que estas tienen actualmente, pero en la mayoría de los casos lo único que se consigue es focalizarse en el problema, verlo desde otra óptica, entenderlo, analizarlo, pero el problema sigue estando ahí y cuanto más se enfoca uno en él, más tiende a seguir manifestándose.

Lo cierto es que son pocas las personas que desean tomar responsabilidad de aquello que les ocurre y siempre es más sencillo achacar nuestros fracasos a experiencias sobre las que no tenemos control o incluso a nuestros antepasados. Ya sea la biodescodificación, las regresiones, las constelaciones familiares y todo el sinfín de sistemas que existen, propician en muchas ocasiones que nos olvidemos que nuestro momento de poder es ahora y que sólo tomando la dirección consciente que nos aporta felicidad podemos transformar nuestra vida y que eso lo podemos hacer independientemente de cual sea nuestro pasado.

Para entender esto siempre explico que por supuesto que nuestras células tienen memoria y recogen toda nuestra programación mental, pero que en vez de ir hacia atrás, para cambiar sólo debemos introducir una nueva programación y ¡para eso no importa la programación que hayas estado sosteniendo hasta ahora!

Si alguien quiere escarbar en su programación anterior nunca tendrá bastante, porque tú eres el resultado de lo que pensaron tus padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos… ¿hasta dónde quieres llegar?

Veo como muchas personas deambulan desde hace años por todo tipo de consultas y cursos buscando siempre nuevas respuestas y nuevos gurús, desean el último e innovador método, el sistema definitivo y demás “cuentos chinos” que no suponen más que buscar la varita mágica y depender de los profesionales que los imparten como si fueran maestros salvadores.

Pero como te decía inicialmente cuando a muchas personas les explico como pueden cambiar su vida de forma mucho más simple y rápida, resulta que no se lo creen y en vez de hacer las cosas fáciles prefieren complicarse y seguir mirando fuera de ellos, para ver si existe un nuevo método o sistema que les cambie la vida.

Como en Occidente las religiones tradicionales están de capa caída, muchos las han sustituido por otras corrientes ideológicas, pero siempre desde la óptica téorica y no la vivencial, conviertiéndose en religiones “modernas”, con los mismos dogmas y adoración de los líderes que las otras. Los mismos corderos siguiendo a otros pastores.

También existe una corriente en la que de cara a la galería muchos son “positivos” “amorosos” “felices” , pero su realidad interior va en dirección contraria y simplemente actúan de forma hipócrita con sus semejantes porque “ser happy es lo que se lleva”.

En un mundo donde se derrumban las viejas estructuras en todos los órdenes, donde existe cada vez más división entre la luz y la oscuridad y antes de que resurja la nueva sociedad que se vislumbra, este es el motivo fundamental por el que últimamente tantas personas se acercan al desarrollo personal y este comercialmente ha acabado por convertirse en una moda, algo “guay”, en el que florecen todo tipo de personajes sin escrúpulos que van de “espirituales” ofreciendo soluciones y “amor”, pero en el que muy pocos poseen valores personales basados en el bien común y en el que una minoría están en sintonía entre lo que piensan, lo que sienten y la vida que realmente viven.

Es momento de abrir bien los ojos, porque nunca en la historia de la humanidad han existido tantos lobos disfrazados de cordero.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.