Las metas y el éxito

publicado en: objetivos y metas | 2

[kad_youtube url=”youtube url=”http://youtu.be/1v6T3lq69Js” width=450 height=260 maxwidth=450 ]

 

Es obvio que la correcta fijación de las metas y el éxito, están íntimamente relacionadas en cualquier área, pero te sorprenderías de lo poco habitual que es esta conducta en la mayoría de personas.

¿Actúas de forma definida y con propósito? ¿Tienes claro lo que pretendes conseguir y te comportas de acuerdo a ello? o ¿simplemente reaccionas según van sucediendo los acontecimientos en tu vida?

Para ser verdaderos protagonistas de nuestra vida es vital establecer metas. Ellas nos aportan entusiasmo y dirección consciente en nuestro camino.

Las metas y el éxito

Para profundizar en la forma inteligente de fijar cualquier meta, puedes ver mi post sobre metas smart, pero aquí te muestro los 3 motivos principales por los que un buen establecimiento de metas te proporcionan el éxito:

1- Motivación

No te hablo de la exaltación emocional externa (la típica de los eventos de muchas compañías para poner la zanahoria delante de sus comerciales o distribuidores) que suele ser pasajera, sino de la auténtica automotivación. Esta siempre es interna y debe estar en consonancia con tus valores y deseos.

Siempre puedes actuar para evitar una situación, pero ese tipo de motivación tampoco suele perdurar, ya que las personas suelen definir mucho más rápido las cosas que no desean que las que sí quieren. Eso puede ser el paso inicial, pero siempre es mucho mejor la actuación que te permite mejorar tu situación presente teniendo claro cual es el escenario que quieres ver manifestado en tu vida.

Por ello, ante cualquiera de tus objetivos, pregúntate : ¿por qué lo quiero? ¿qué beneficios obtendré con ello? ¿Hasta qué punto es importante para mí? ¿a qué estoy dispuesto a renunciar por lograrlo? ¿cómo cambiará mi vida cuando lo consiga?

Estas preguntas son tan poderosas que te aseguro que muchos de mis clientes han modificado sus metas tras responderlas.

Cuando tienes definido de forma contundente hacia dónde te diriges y cuáles son las motivaciones para ello, entonces ese sentimiento ya no es algo puntual, sino que se convierte en un faro que te guía de manera infalible hasta el logro de lo que deseas. Si existe la verdadera automotivación, ya no hay vuelta atrás.

2- Compromiso

Si sabes porque tus metas son tan importantes para ti, será sencillo que puedas comprometerte en su cumplimiento. Sin duda este es uno de los motivos por el que la mayoría de personas no alcanzan el éxito. Ya sea en tus relaciones sentimentales, en tus proyectos personales o profesionales, lo más fácil siempre es abandonar. No se requiere ningún mérito para ello.

En cambio, comprometerse implica dar lo mejor de ti mismo, especialmente cuando las cosas se ponen feas. Ahí se decide qué tipo de persona eres. Las personas realmente comprometidas esperan poco de los demás y se exigen lo máximo a sí mismas. El compromiso se refleja en tu actitud ante la vida, sobretodo cuando surgen los obstáculos inesperados.

En los momentos de flaqueza el compromiso es la fuerza de voluntad que te hace seguir avanzando y para ello también deberás usar tu control emocional y no dejarte arrastrar por los sentimientos que puedan derrotarte.

Tu compromiso también está emparejado con la fe en tus posibilidades. Desarrollar tu autoconfianza es importante para la creencia que realmente puedes lograr lo que te propones. Sin ella no llegarás muy lejos.

Sin compromiso no se alcanza nada valioso. Es el precio que hay que pagar para alcanzar el éxito en tus metas.

3- Planificación

Este punto externo es el colofón a los otros dos aspectos interiores. De nada sirve la actitud interna adecuada sin una buena estrategia aplicando los sistemas y métodos correctos que te lleven hacia donde tú deseas.

Debes prestar atención a la organización de tu tiempo y dar prioridad a las tareas que te acerquen de forma progresiva a tus metas. Defínelas en acciones concretas que puedas realizar de forma diaria.

El no cumplir con lo pactado por carecer de una buena organización y gestión del tiempo es uno de los errores más comunes y que mayor frustración causan incluso en las personas más perseverantes y luchadoras.

Establece un plan de ruta con las fechas a cumplir en todo aquello que te propongas y de este modo lograrás una mayor sensación de control y seguridad. Si a día de hoy careces de conocimientos o habilidades concretas para culminar tu plan, define también cuándo y cómo piensas adquirirlos.

Una vez implantados estos 3 pasos, todas las metas que te propongas estarán mucho más cerca de lo que jamás soñaste.

———————————————————

Otros posts sobre el éxito:

* ¿Qué es el éxito?

* 50 frases célebres sobre el éxito

* El secreto del éxito y la felicidad

* 5 errores que impiden el éxito

* Tu lenguaje y el éxito

* 7 hábitos para el éxito

Share

2 Respuestas

  1. Alex, como siempre un placer leer tus Post, tus libros, asistir a tus cursos… en definitiva, un placer aprender y crecer contigo. Felicidades

Dejar una opinión