Como lograr tus deseos de forma consciente

publicado en: desarrollo personal | 3

[kad_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=QNaAxcIg4Sg” width=400 height=200 ]

 

Quiero explicarte como poder lograr tus deseos de forma consciente. Absolutamente todas las personas tenemos deseos.  Este es el motor que hace avanzar nuestras vidas y la propia especie.

Desear lo que hoy no tenemos, es propio tanto del rico como del pobre, del sano como del enfermo. No importa en qué estado nos encontremos porque siempre existe el deseo de lograr algo más que a día de hoy no somos, no hacemos o no tenemos.

Para que tus deseos sean cumplidos, es primordial entender el proceso por el cual estos llegan a materializarse en tu realidad física. Este nivel de conciencia material o físico, que se desarrolla en nuestra dimensión terrenal es el único que suelen observar los seres humanos, creyendo que es el único que existe por percibirlo como tangible a través de sus sentidos físicos.

Pero la realidad que experimenta el hombre es sólo el reflejo de lo que previamente ha creado él mismo en el mundo invisible que es la causa operante.

Las circunstancias que cada uno de nosotros experimentamos son únicamente la consecuencia de lo creado por nuestra conciencia inmaterial,  a través de nuestros pensamientos y emociones .

El hombre se halla creando su futuro a cada instante, ya que ni por un momento deja de emitir señales mentales y emocionales. Es sólo su ignorancia y falta de control sobre lo que está pensando y sintiendo lo que le hace creer que está a merced de las circunstancias de su entorno o de un poder ajeno a él mismo que gobierna y rige su destino.

Tanto para el creyente, como para el agnóstico o el ateo, las leyes de la creación son las mismas y la única realidad que se manifiesta en cada ser humano es la que él alberga en su conciencia, ya sea consciente o ignorante de ello.

A la mayoría de personas, entre las que me incluyo, se nos educó para lograr nuestros objetivos en base a la acción. De este modo, nos dijeron que cuanto mayor esfuerzo aplicáramos más fácilmente podríamos conseguir lo que nos propusiéramos.

Nos esforzamos por formarnos y adquirir conocimientos y habilidades, nos esforzamos trabajando muchas horas, nos esforzamos teniendo una conducta ética y honesta, para comprobar en la mayoría de ocasiones que todo ese esfuerzo en comportamiento y tiempo destinado no suele producir los resultados que tanto deseamos. Y entonces llega a nuestra vida la frustración.

Cualquier persona que ha trabajado por un sueño ha sentido en uno u otro momento de su vida, el sabor amargo de sentirse frustrado. Cuando este sentimiento se repite una y otra vez en la vida de un ser humano, existen 2 opciones. Unas personas dejan de soñar porque prefieren vivir una vida resignada que sentir la frustración y en cambio otras siguen luchando y buscando otros medios o caminos para lograr lo que desean.

Tanto si eres del grupo de los frustrados, como si sigues enfocado en lograr tus deseos, tanto si eres una persona adulta con mucho camino recorrido, como si eres apenas un joven dando tus primeros pasos en la vida, si aplicas las reglas que voy a explicarte aquí conseguirás todo lo que te propongas.

¿Qué es lo que deseas?

El primer paso para lograr algo es definirlo de manera específica. Por eso vuelvo a preguntarte ¿Qué es lo que deseas?

Puede que lo tengas muy claro, pero aunque así sea te pido que lo escribas en una hoja de papel, de la forma más concreta que seas capaz.

Por ejemplo:

No es lo mismo decir quiero tomarme unas vacaciones, que decir quiero ir a Cancún del 1 al 31 de Agosto de este año.

No es lo mismo decir quiero un auto nuevo, que decir quiero un Mercedes Benz SL descapotable de color plateado

No es lo mismo decir quiero ser rico, que decir quiero disponer de 3.000.000 de dólares en mi cuenta bancaria.

Puede que pienses que sabes lo que quieres, pero te aseguro que hasta que no lo definas de forma certera, tu subconsciente no lo sabrá. Y como voy a demostrarte a lo largo de este libro, el es el encargado de proporcionarte todos tus deseos, por lo que más te vale que le des las ordenes adecuadas o no sabrá como obedecerte.

Imagina la siguiente escena entre un camarero y un comensal

¿Buenos días señor qué desea comer?

Pues no lo sé, algo que esté bueno

Pero debe decirme que plato desea de la carta, señor

Ya he visto la carta, pero es que no tengo ni idea sobre que plato pedir

Pues debe decidirse por alguno de ellos para que pueda traérselo.

Ya, pero sigo sin saber cual pedirle.

Lo siento caballero, si no me dice cual quiere, no podrá comer.

Esta ridícula conversación es similar a la que muchas personas mantienen con su subconsciente, ya que no se dan cuenta que su diálogo interno no es claro y específico respecto a lo que desean, con lo cual, su mente que está deseosa de ayudarles no puede hacerlo porque se siente confundida al no haber recibido una orden clara y concisa.

La mejor manera de insertar en tu subsconsciente la idea clara de lo que deseas es decidir firmemente que deseas y después repetir de forma sistemática esa misma conversación contigo mismo,  fijando las imágenes que te sitúen en sintonía con ese discurso interno.

Cuando te dices a ti mismo que ya eres o tienes lo que deseas y eres capaz de sentirte inmerso en esa situación, entonces tu conciencia está realmente ahí y sólo es cuestión de tiempo que esa realidad que has creado cuatridimensionalmente acabe tomando forma en la dimensión física.

Ahora bien, si una vez hecho esto tú modificas tu estado de conciencia, también habrás modificado tu futuro y del mismo modo que quien cambia la dirección de su vehículo, deberás retomar el camino donde lo dejaste.

Una vez fijado el estado de conciencia que deseas alcanzar lo único que debes hacer es perseverar en él. Esto ya queda reflejado en la Biblia donde se nos dice “el cielo sufre violencia y los violentos la arrebatan”.  Si quieres algo, sitúate mental y emocionalmente allí y tómalo. Así de simple es y si los seres humanos no conocemos este principio tan elemental es por nuestra falta de fe y por la creencia absurda de que las cosas deben ser necesariamente complejas.

La mayor parte de las personas rehúyen las cosas simples de la vida, pero es ahí precisamente donde se encuentra la magia y la grandeza de la existencia. Es sólo tu ignorancia y tu falta de atrevimiento  lo que te separa de todo aquello que deseas.

Tus deseos ya están listos para serte entregados y de hecho ya son tuyos en la dimensión no física, pero debes hacer tú parte del trabajo imaginando que ya los tienes.

Este método para transformar tu mundo invisible y posteriormente cumplir tus deseos, se basa en la reprogramación mental de forma gradual, a través de la afirmación y visualización creativa.

Conseguirás tus deseos únicamente dedicando unos 15 o 20 minutos al día con este método. No necesitas más tiempo, pero sí hacerlo de forma concentrada.

Es mucho mejor realizar cada día afirmaciones y visualizaciones por espacio de 15 minutos que hacerlo un par de días durante 3 horas. Los resultados llegan a nuestra vida en función del nivel de conciencia alcanzado, pero en general en 20 o 30 días la mayoría de personas ya empiezan a experimentar cambios, en 3 meses estos ya son muy evidentes y en períodos de 6 meses a 1 año cualquier persona que haya seguido el método de forma correcta habrá alcanzado grandes resultados.

Primer paso- Afirmaciones

Una vez hemos definido cual es nuestro objetivo el siguiente paso es fijarlo en nuestro subconsciente y el mejor método para ello es realizar las afirmaciones de forma espaciada.

Una afirmación es toda aquella frase que asumimos como cierta y la expresamos en tiempo presente con el cumplimiento de nuestro deseo satisfecho.

Por ejemplo,

Quiero ir de vacaciones o me gustaría ir de vacaciones no son afirmaciones efectivas, pero Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún, sí lo es.

Con cada afirmación expresamos la asunción de aquello que deseamos como algo real. Es de sentido común que el afirmar solamente una vez algo que hoy no eres, no tienes o no haces, no va a transformar tu vida, pero si lo haces de forma repetitiva y espaciada en el tiempo, te garantizo que si lo hará, porque tu programación mental habrá cambiado.

El diálogo interior que la mayor parte de personas tienen con su propio inconsciente cuando se inician con las afirmaciones y va transcurriendo el tiempo es algo así:

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

Venga ya, no te lo crees ni tú

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

Esto de las afirmaciones es algo ridículo, menos mal que no me oye nadie

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

No creo que me sirva para nada

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

Bueno, no pierdo nada por probarlo

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

La verdad es que Estaría genial poderlo lograr

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

Sí, creo que puede funcionar

Estoy disfrutando de mis vacaciones en Cancún

Voy a conseguirlo. Lo sé.

 A mí me gusta usar el paralelismo de un partido de tenis, al principio cuanto más fuerte y tenaz seas, la mente también hará lo propio, devolviéndote la pelota con la misma fuerza y resistiéndose, al fin y al cabo es algo natural, pues la has acostumbrado a órdenes distintas toda tu vida y al principio no aceptará la nueva idea o creencia, pero cuando sigues persistiendo acaba volviéndose sumisa y trabajará para materializar la nueva creencia que hayas implantado a base de repeticiones.

Recuerda que el subconsciente no analiza si algo es verdadero o falso, simplemente acepta las ideas que se le han impuesto. Por eso tu único trabajo es persistir hasta anclar la nueva idea en la conciencia, que se tornará tan real como las que tenías anteriormente.

El segundo paso- Las visualizaciones

Muchas personas me dicen que llevan años practicando afirmaciones, pero que apenas han obtenido resultados. Estoy firmemente convencido que conozco la causa de ello y no es otra que el no sentirse y verse a sí mismos en esa situación que verbalizan.

Si te dedicas a repetir frases como un loro y lo haces desde una perspectiva racional, sin involucrar el sentimiento, las afirmaciones no suelen funcionar.

Por eso es vital acompañarl las frases con las visualizaciones en las que a través del poder de tu imaginación, seas capaz de crear las imágenes mentales que te sitúen viviendo aquello que deseas experimentar.

Siguiendo con el ejemplo del viaje a Cancún, podrían ser las vistas que disfrutarás en una maravillosa playa, la sensación de estar tomando el sol, la visita cultural a las pirámides de la zona, las refrescantes bebidas que tomas en una tumbona, el bañarte al lado de los delfines o cualquier otra imagen con la que puedas sentir esa experiencia como real.

El sentimiento o conciencia de que estás allí es lo que produce los resultados, porque es tu imaginación la que crea ese evento en el mundo invisible e inevitablemente este llegará a tu vida física.

Si yo puedo usar este poder y he obtenido grandes logros en mi vida con él, no es porque sea más inteligente o tenga más suerte que tú, es simplemente porque lo pongo en práctica.  No hay ningún otro secreto.

Practica y persevera con este método hasta que veas la realización de tus deseos. Como ya te he dicho en otros escritos y vídeos, mantén el secreto oculto y no compartas con nadie lo que estás haciendo, pues disiparás tu energía y malograrás tus propósitos.

A lo largo de los años he comprobado como muchas personas escépticas ponen en duda estos métodos sin haberlos experimentado por sí mismos. Pero eso no es lo grave, porque a fin de cuentas cada cual elige sus experiencias, lo problemático es que con su conducta causan desánimo y dudas a otras personas que podrían estar logrando grandes resultados.

También existen personas bienintencionadas que tienen dudas razonables y escudriñando en su pasado me preguntan cómo es posible que todos los eventos sean creados por nuestra conciencia cuando en el pasado ellos han experimentado cosas desagradables sin haber estado pensando en ellas y por simple asociación de idas plantean que las cosas buenas o deseadas tampoco pueden llegar por este medio imaginativo.

La razón es bien simple y es que para que un hecho suceda en nuestra vida no necesitamos pensar específicamente en él, sino que atraemos los eventos por afinidad de las vibraciones que emitimos. Las dudas, inseguridades, miedos, odios, envidias, quejas, críticas y emociones bajas similares producen eventos desagradables sin necesidad de haberlos creado de manera específica y consciente.

Del mismo modo creaciones mentales y emocionales de mayor vibración como es el amor, el valor, la voluntad, la paciencia, la alegría, la fortaleza y similares también producen experiencias análogas en nuestra vida.

Otro de los motivos que frenan a muchas personas es el no entender como podrán materializarse sus deseos y tratan de escudriñar en sus mentes los procesos racionales por los cuales ello puede llevarse a cabo.

No necesitas hacerlo. Una vez establecida la conciencia de tu deseo, este llegará a ti. Puede ser a través de ideas que te lleven a la acción correcta, puede ser a través de experiencias directas, puede ser a través de la intermediación de otras personas que de forma inconsciente te ayudarán en su cumplimiento.

No es nuestro cometido la comprensión del proceso, sino simplemente asumir el logro del deseo. A menudo, cuanto más te inmiscuyas en intentar averiguar el proceso, más fácilmente entrarán las dudas y la negatividad a tu mente, con lo que sin quererlo estarás obstaculizando tu propio éxito.

Te aseguro que a medida que practicamos el control consciente de afirmaciones y visualizaciones, no sólo conseguimos materializar nuestros deseos, sino que nuestro estado de conciencia espiritual se va elevando y todas nuestras experiencias se ven recompensadas al comprender que es desde el mundo invisible desde donde creamos la realidad y ese el auténtico poder que se te ha otorgado y que debes usar para tu propio bien y el bien común.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

3 Respuestas

  1. He leido este articulo y de verdad me parese mucho muy interesante, esta explicado de una forma que es muy sencillo de entender y me gustaria saber mas al respecto para ponerlo en practica y poder lograr todos mis objetivos que me proponga alcanzar. Muchas gracias por compartirlo.

  2. Hola Alex:

    me quedo con “puede ser a traves de ideas que te llevan a la accion correcta” pues sin accion no hay resultados.
    cualquiera que ha hecho dinero es por que algun plan de accion, concretamente de negocio; por ejemplo bill gates servía programas informaticos, amancio ortega ropa asequible, warren buffet invertía en grandes empresas,es decir que no sólo imaginaban y deseaban sino que decidían poner en practica un plan con persistencia. es decir daban servicios o productos de valor a miles o millones de personas que pagaban gustosos por la mejoría en sus vidas; para hacer dinero no hay otra forma legal que el servicio como decía charles haanel o napoleon hill.
    un saludo

Dejar una opinión