Esto impide atraer la riqueza en tu vida

publicado en: dinero | 0

De forma común, estudiamos, trabajamos y ponemos mucho esfuerzo por alcanzar nuestras metas, pero a menudo resulta tan importante o más lo que estás haciendo como lo que estás dejando de hacer.

Por eso es tan importante aprender como desaprender. Son tus creencias y hábitos actuales los que te están manteniendo en tu nivel actual, los que atan y encadenan a tu presente y los que hacen que esa situación siga perpetuándose hasta que tú mismo te liberes.

Con independencia de la naturaleza de tus objetivos y metas, y también del sector profesional o empresarial en el que desarrolles tu actividad, existen unos aspectos que debes tener muy en cuenta si deseas programar tu mente para la riqueza y hoy voy a hablarte de uno de los más importantes:

Deja de quejarte

En las leyes del éxito, a diario recibimos decenas de mensajes de todas partes del mundo en los que las personas nos dicen que quieren lograr sus metas y a continuación exponen todo tipo de problemas por los que creen que no pueden lograrlas, no tengo dinero, no tengo tiempo, no tengo conocimientos, no tengo los socios adecuados, mi familia no me apoya, estoy lleno de deudas, en mi ciudad no hay oportunidades, etc, etc.

Si tu tienes este comportamiento, debes saber que la atención a todo ello, está sosteniendo todas esas circunstancias en tu vida. Nunca podrás solventar esas situaciones si mental y emocionalmente sigues enfocado en ellas. Debes elevarte, debes operar desde un nivel de conciencia superior para salir de la esclavitud en la que estás inmerso actualmente.
Las quejas y las preocupaciones son las arenas movedizas en las que estás atrapado y mientras más te remuevas en ellas, más hundido estarás.

Llegados a este punto, casi todas las personas me dicen, pero Alex, si esa es mi realidad actual, si esto es lo que estoy viviendo, si esto es lo que me sucede ahora, como voy a olvidarme y a permanecer ajeno a mis circunstancias?

Debes saber que ningún problema puede solucionarse desde el mismo nivel de conciencia en el que se originó. Si te molesta la lluvia, elévate por encima de las nubes. Cuando lo hagas y las observes desde arriba, verás que es sólo tu posición al respecto de algo lo que lo convierte en un problema o en una solución.

Las quejas hacen que tu diálogo interno se envenene y que la historia que te estás contando a ti mismo, esté creando más barreras entre la riqueza y tú.
Cada vez que te quejas de algo que no marcha bien en tu vida estás focalizando ahí tu atención y eso produce que te unifiques precisamente con aquello de lo que te quieres liberar.

No necesitas tener una gran inteligencia para comprender esto, verdad? Pero si que necesitas entrenamiento para llevarlo a término. La razón es que las quejas se han convertido en un hábito enquistado en muchas personas y únicamente la realización de un hábito opuesto puede transformarlo. Recuerda que los hábitos no pueden eliminarse, sólo pueden sustituirse y por ello tu enfoque prioritario debe ser adquirir otra conducta sustitutiva de esta, de forma resuelta y activa.

Obviamente, no puedo negarte que es mucho más fácil conservar la riqueza que atraerla cuando estás en carencia, cuando te encuentras sumido en los problemas económicos, lo sé por propia experiencia que resulta difícil salir de ahí, pues te recuerdo que pasé 3 años de mi vida completamente arruinado.

Por eso comprobé que la mejor manera de ir elevando tu nivel de conciencia es dejar morir en tu estado mental y emocional la situación actual y comenzar a crear en tu mente la que deseas experimentar.

Eso supone un renacimiento de pensamientos y sentimientos que con el tiempo dará lugar a un nacimiento de la abundancia y prosperidad. No hay otra forma. La causa siempre precede al efecto, no trates de variar estos términos y te ahorrarás sufrimientos inútiles.

Un ejercicio que a menudo recomiendo a mis alumnos para que tomen conciencia de la cantidad de quejas que expresan a lo largo del día es que tomen una vasija de cristal transparente y cada vez que caigan en cuenta de que han expresado alguna queja depositen en ella un euro y que piensen que ese dinero ya lo perdieron con su actitud errónea.

Te aseguro que la vasija se llena mucho más pronto de lo que jamás hubieran pensado. Este ejercicio les ayuda a comprender como están malgastando su energía mental por focalizarla en aspectos indeseados.

A medida que tus creaciones mentales sean más definidas, específicas y puedas conectarte con ellas con todo el sentimiento que seas capaz, comprobarás como gradualmente tu vibración energética se va elevando y en poco tiempo empezarás a atraer cambios significativos a tu vida.

Si muchas personas no lo logran es fundamentalmente porque dedican poco tiempo a esta práctica o no lo hacen conectándose realmente con la situación que desean. Otro de los motivos que también he comprobado a lo largo de los años con mis clientes, es que numerosas personas tienen la disciplina en este entrenamiento, pero al mismo tiempo no son conscientes que el resto de la jornada vuelven a los pensamientos antiguos de queja y limitación, de forma reiterada.

Este comportamiento supone un ir hacia delante y hacia atrás de forma continua, con lo que la persona sigue estancada en el mismo punto.

En los cursos trabajamos con ejercicios personalizados adaptados a cada individuo y situación, pero como aquí mi misión es ayudarte de forma general, quiero mostrarte una serie de puntos que debes evitar en esas horas en las que no estás realizando tus prácticas de desarrollo personal y de forma inconsciente puedes echar por tierra todo tu esfuerzo previo.

Para evitar las quejas, aléjate de:

– Toda información que emita bajas vibraciones, por ejemplo los telenoticiarios de la televisión, la prensa sensacionalista y la radio.Evita todos los focos donde primen las discusiones, los enfrentamientos y las polémicas.
– El pasar tu tiempo con personas ociosas, tóxicas y negativas. Recuerda que todo lo que no te suma, te resta y que de forma inconsciente la mayoría de personas hablan continuamente de los problemas de sus vidas y cuando tu depositas ahí tu atención, esa energía limitante llega a ti de forma mucho más poderosa de lo que puedas imaginar.

– Además de dedicar un tiempo específico a tus ejercicios para reprogramar la mente de los que ya te he hablado en otros vídeos, como pueden ser la meditación, la visualización, las afirmaciones creativas, el tapping, etc, agenda cada dia un tiempo concreto para aprender algo nuevo, para conocer gente que ayude en tu empoderamiento o lo que es mejor todavía a diseñar un plan estratégico que te ayude a lograr tus sueños.

– Asocia las imágenes mentales de lo que deseas con frases o decretos de su cumplimiento. Haz dibujos o toma fotos de todo aquello que deseas Ser, hacer o tener. En la medida que con más énfasis de vuelques en esta tarea antes lograrás el éxito.

– Es fundamental que priorices esto en tu jornada y no caigas en el hábito de la dilación. Si entrenas a tu mente de forma disciplinada en pocas semana notarás cambios importantes y aumentará enormemente tu empoderamiento personal y automotivación, que como bien sabes resultan puntos clave para toda transformación.

– Recuerda desterrar desde ahora mismo y para siempre todas las quejas en tu vida, y empieza a reprogramar tu mente para atraer riqueza y prosperidad.

Y ya sabes que hacerlo es algo que depende única y exclusivamente de ti.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.