Errores con el manejo del dinero

Errores con el manejo del dinero

En el pasado ya he dedicado diversos artículos a tratar extensamente el tema de los errores con el manejo del dinero e incluso profundizando en los ingresos pasivos y la libertad financiera, pero estos días en mi entorno cercano han ocurrido una serie de hechos que me han hecho decidirme a volver a retomar este asunto.

Como bien sabes, cuando tratamos los temas financieros casi todas las personas los abordan con la precaución necesaria, pero muchas veces se hace desde los miedos y prejuicios, no en vano la programación mental que existe sobre todo lo concerniente al dinero crea infinidad de barreras y limitaciones en los individuos.

Pero hoy quiero hablarte sobre el otro extremo del comportamiento en los temas económicos, son aquellas personas que viven en “el mundo de las hadas” y buscan dinero fácil, rapido y sobre todo sin ningún esfuerzo por su parte. A pesar de que hoy en día y gracias sobretodo a internet la información sobre distintas vías de inversión y negocios está al alcance de cualquier persona y es factible documentarse antes de arriesgar capital en según que operaciones, son muchos los que tras haber caído en las garras de estafadores sin escrúpulos o simplemente de gente bienintencionada pero carentes de conocimientos, vuelven a reinicidir una y otra vez.

Tal como dice un sabio proverbio “si te engañan una vez, tú no tienes la culpa, pero si te engañan 2 veces sí la tienes”. Me resulta cómico, aunque a la vez me compadezco de estos casos, porque las experiencias negativas para este perfil de personas parecen no tenerse en cuenta y en vez de analizar y comprobar cuáles han sido los motivos por los que pierden su dinero, muchos se excusan en la idea de la “mala suerte” y argumentan intentando convencerse a ellos mismos de que “la próxima vez saldrá bien”.

En el ámbito de las inversiones esto es una solemne tontería, porque si quien está inviertiendo lo hace poniendo su dinero en manos de personas que no poseen auténtico dominio de las operaciones que realizan, será sencillo adivinar el resultado. Que la educación financiera brilla por su ausencia no es ningún secreto.

He comprobado a lo largo de los años que a este perfil de inversores no les interesa la profesionalidad, honestidad, ni el historial que uno pueda acreditar, todo eso no sirve de nada a no ser que les ofrezcas rentabilidades muy por encima de las del mercado. De este modo, siempre buscan canales poco ortodoxos, fuera de los sistemas regulados con tal de hacerse ricos rápidamente y de este modo siguen cometiendo los mismos errores en el manejo del dinero.

Estas personas en el argot de la inversión son los conocidos como “buscadores de emociones” y desgraciadamente en la mayoría de los casos, los sentimientos que acaban experimentando son de tristeza, rabia o frustración. En algunos casos y debidfo a la reiteración de pérdidas acaban tan “quemados” que cuando se les ofrece vías totalmente legales y con buenas rentabilidades ni siquiera desean escuchar. Como gatos escaldados huyen del agua, sin darse cuenta que en el pasado fueron ellos mismos quien se metieron en la caldera.

Aunque estas actitudes existen en todos los ámbitos, dentro del sector del multinivel está siendo muy común pues es un ramo en el que en los últimos años abundan los que persiguen “pelotazos” a costa del dinero ajeno. De hecho, el mercado está plagado de “chollos” que ofrecen rentabilidades del 200% anual, lo cual es un gran reclamo para muchos incautos.

El desconocimiento respecto a las finanzas llega al extremo de que incluso en España han existido miles de damnificados en asuntos bancarios debido a que las personas en la mayoría de ocasiones ni siquiera saben lo que contratan y terminan firmando documentos a ciegas, confiando en quien creen que es digno de su confianza, sólo por llevar traje, corbata  y ser empleado del banco.

Como norma básica de actitud a seguir ante una inversión, siempre pido ver la regulación existente y que se me aporte un histórico de rentabilidades, obviamente con esto no elimino los riesgos, pero si los minimizo. Por otra parte, si estos datos no existen o tras una valoración observas que son negativos, debes tener claro que lo que estás haciendo es apostar por un proyecto y como tal debes asumir los riesgos inherentes con todas las consecuencias.

A lo largo de mi vida y gracias a mi labor financiera, he conocido millonarios, pero también muchas personas que con un mínimo de sentido común podían disfrutar de una vida económicamente resuelta y por su “mala cabeza” se encuentran en situación precaria.

En mi trayectoria profesional he tenido tantas experiencias con estas temáticas que hace unos meses decidí publicar mi quinto libro, contando mi propia experiencia y mis vivencias con todos los asuntos financieros.

En breve os avisaré cuando tenga fecha de salida e incluso podréis leer un avance en el blog dentro de poco.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.