DIFERENCIAS ENTRE GRUPO Y EQUIPO

publicado en: coaching | 0

diferencias entre grupo y equipo

Es este un tema fundamental para el éxito en los recursos humanos y que a menudo es confundido. A no ser que en tu negocio trabajes en solitario, debes prestar mucha atención a las siguientes líneas, pues no saber las diferencias entre grupo y equipo de trabajo puede llevarte al precipicio empresarial.

Aunque a simple vista las diferencias pueden parecerte obvias, en la práctica no resulta tan sencillo distinguirlas y este es el motivo que muchos directivos o líderes no alcancen los objetivos que se proponen, a pesar de los esfuerzos y recursos que destinan en la motivación a las demás personas.

A lo largo de mi camino profesional he escuchado numerosas veces a las personas afirmar que tienen un equipo de trabajo, pero te aseguro que si analizasen lo que realmente significa esa palabra, tomarían conciencia de que los grupos abundan y los equipos son la excepción.

Diferencias entre grupo y equipo de trabajo

Características del grupo

De forma general podemos definir al grupo como un colectivo de personas que tienen características similares. Si hablamos de grupos laborales, serían aquellas personas que realizan tareas o actividades parecidas en una organización, por ejemplo el grupo de administrativos, de comerciales o de informáticos.

No importa que las personas sean asalariadas o autónomas, pero en un grupo de trabajo no se depende de forma directa de la actividad de los demás compañeros. De este modo una persona puede ser altamente eficiente y productiva, mientras que el resto de su grupo es un auténtico desastre. En un grupo puedes valorar a nivel global los resultados, pero cada persona responde a nivel individual de su propio trabajo sin que de forma directa tenga que repercutir en los resultados de los demás.

Puedes integrar una persona a un grupo, por sus conocimientos o habilidades sin que tenga que interactuar con el resto. La responsabilidad es individual y el producto del trabajo también.

El grupo está formado por un jefe o líder impuesto y él decide y delega las funciones a los integrantes.

Suele ser sencillo formar un grupo de personas ya que la operativa o las funciones de trabajo ya suelen estar implantadas y son los individuos los que se adaptan a ellas.

Existe motivación inducida o externa, ya que es otra persona quien fija los objetivos a perseguir que no tienen por qué coincidir con los nuestros.

Características del equipo

Para una comprensión sencilla y divertida, te pongo el símil de un equipo de fútbol:

– Como diferencia general respecto al grupo, un equipo es aquel conjunto de personas que trabaja de forma colectiva, en el que existe interdependencia y en el que se persigue un fin común. (Cada jugador asume su función y responsabilidad en el terreno de juego, apoya a sus compañeros y pretende ganar el partido).

– En el equipo de trabajo se busca que cada uno de sus miembros sume al colectivo y para ello debe poner todos sus recursos a disposición del bien común, aportando lo mejor de sí mismo. (Hay jugadores que aportan velocidad, otros chute a portería, otros poderío físico, etc)

– Requiere coordinación y organización de funciones de todos los integrantes. Ya que la negligencia o errores de una persona puede malograr el trabajo del resto.( De nada sirve que en un equipo de fútbol hayan 10 jugadores fabulosos si cada vez que le llega un balón al portero es incapaz de detenerlo.)

– No existen jerarquías, sino liderazgo. Puede existir una o más personas con mayor peso específico o protagonismo, pero todos trabajan en línea y en la misma medida. (Si existen jugadores que no siguen esta conducta y actúan anteponiendo los intereses y objetivos personales a los del conjunto, se pone en peligro la existencia del equipo y por ende del logro de sus metas)

– La selección de la lista de componentes requiere mayor cuidado por parte de la persona encargada de confeccionarla. Cuanto más cohesionado sea tu equipo más útil y eficiente resultará. ( Es poco útil contar con 9 delanteros por muy buenos que sean, si no hay encargados del trabajo defensivo)

– Hay claramente definida una misión colectiva en la que todos se sienten partícipes. Aportando sus fortalezas, experiencias y conocimientos.

– Debe existir compromiso y unidad. Para mí las características fundamentales que marcan las diferencias entre grupo y equipo. Si las personas actúan realmente comprometidas por el logro de los objetivos, entonces puedes decir que si tienes un auténtico equipo. Esta diferencia en la actitud provoca que incluso equipos con menos aptitudes puedan alcanzar el triunfo por delante de otros con mayores capacidades. (Es el caso de los equipos modestos que a base de entrega, tesón, ilusión y motivación acaban ganando el partido a rivales más preparados técnicamente)

– Se sustituye el “yo”, por el “nosotros”. Si se sigue el lema de los mosqueteros, (uno para todos y todos para uno), se demuestra que existe el verdadero espíritu de equipo. En caso contrario, podrás tener un colectivo muy numeroso de personas, pero no tendrás un equipo.

No olvides que todas estas conductas deben implantarse en el día a día y te aseguro que he visto a simples grupos transformarse en el tiempo hasta convertirse en un poderoso equipo, pero también he comprobado que el mejor de los equipos puede desmoronarse y pasar a ser sólo un grupo.

Y dime… ¿tú tienes un grupo o un equipo?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.