Como controlar tu energía mental

publicado en: poder mental | 2

[kad_youtube url=”https://youtu.be/a2CxeDZZGIY” width=400 height=250 ]

Me resulta muy curioso comprobar como muchos de mis alumnos cuando empiezan a tomar conciencia de su estado mental, sufren de manera temporal un bajón en sus emociones al hacérseles evidente lo que hasta ahora habían estado creando por defecto en sus vidas.

Pero esto es algo natural y yo mismo lo experimenté hace años. Este es un paso crucial en el avance de cualquier estudiante en su desarrollo, pues supone quitarse la venda de los ojos y esa potente y maravillosa luz puede cegarte de manera transitoria, pero al acostumbrarte a ella se te revelará como tu mejor guía en el sendero de la vida.

Debemos tener muy en cuenta que hasta que no tenemos dominio de nuestro interior, la  personalidad campa a sus anchas sembrando fácilmente todo tipo de discordias y errores.

En nuestra sociedad son muy numerosas las personas que han escuchado la importancia del enfoque positivo de sus mentes, pero todavía son realmente pocas las que lo aplican de forma disciplinada en su día a día.

La clave para tener una profunda comprensión de lo que en cada instante estás creando en tu vida es ser consciente de donde estás depositando tu atención. Donde te estás focalizando, pues cada vez que tus sentidos se depositan en algo eso se adhiere a ti y no te soltará hasta que tú mismo de manera deliberada y consciente lo dejes ir.

Durante años vengo escuchando a las personas que me dicen que a pesar de conocer estos conceptos y de practicarlos, a menudo les siguen sucediendo eventos desagradables en sus vidas y que entonces se sienten desanimados o frustrados.

Es muy importante que entendamos que cada vez que nos permitimos caer en estos estados emocionales de baja vibración, nos estamos apegando a ellos y sin darnos cuenta les estamos dando cobijo en nuestra casa y esos huéspedes indeseados no querrán marcharse por voluntad propia.

Es obvio que llegados a esta situación nos resulta más complejo sentirnos bien, en armonía y paz, pero debemos hacer un giro de nuestro enfoque mental para situarnos en línea con aquellas cosas que sí nos aportan bienestar y de esta manera y gradualmente ir subiendo en la escala emocional.

Cualquier estado menor que el bienestar, ha sido producido de forma consciente o inconsciente por tu propia actuación, al fijar la atención en similares condiciones a las que ahora experimentas.

Para mantenernos en un estado continuo de libertad y alegría interior la clave es prestar atención de forma unidireccional a lo que nos aporta bienestar. Es así de simple y si a la inmensa mayoría de la humanidad esto le parece muy complejo es porque no tienen el hábito de hacerlo.

En nuestra sociedad hay infinidad de focos de atención y los seres humanos adultos se comportan como niños atendiendo a los múltiples reclamos que se les ofrecen, sin tener control de lo que están haciendo, corren de aquí para allá desviando su atención ante cualquier estímulo brillante que aparece ante sus ojos.

Al ser este el comportamiento habitual del ser humano común, es fácil entender que pocas personas tengan el hábito de la disciplina, pues esta supone tomar dominio de nuestros pensamientos y acciones para enfocarnos de manera deliberada y consciente en aquello que deseamos realizar.

Cada vez que desvías tu atención hacia cosas inarmoniosas o indeseadas estás sembrando lo que más tarde debes recoger, de ahí la tremenda importancia de enfocarte sólo en aquello que te aporta bienestar.

Debido a la gran divulgación que en los últimos años se ha llevado a cabo de la ley de la atracción, muchas personas se enfocan de forma deliberada en lo que desean con la esperanza de atraerlo a su experiencia e incluso algunos lo hacen destinando un tiempo diario de manera específica a esta actividad, esto es algo genial y sin duda proporciona los resultados esperados si nos mantenemos enfocados en esa vibración, pero lo que ocurre de forma común es que las personas no son conscientes de que muchas veces tan sólo 10 o 15 minutos más tarde de haber realizado sus meditaciones o sus ejercicios de visualización creativa, ponen su atención en discusiones o problemas, lo cual les aleja de sus propósitos.

Del mismo modo que el ejercicio de la disciplina te ayuda en cualquier actividad mundana que desees llevar a cabo en tu vida, también lo hará en ayudarte en la tarea de mayor importancia que puedes acometer en tu existencia, como es el arte de dominar tu esfera mental para crear de forma consciente todo aquello que desees en tu experiencia, sin permitirte caer en bajas vibraciones.

La atención armoniosa y consciente supone estar en guardia de la dirección de tus pensamientos, palabras, emociones y actos y enfocarlos únicamente en tu mayor bien y en el bien común.

Te pido por favor, que no te quedes en la teoría de estos conceptos y pases a la acción para implementarlo en tu día a día, porque si comprendes esta enseñanza y te comprometes de forma decidida a aplicarla en tu vida, sabrás cuan perjudicial te resulta prestar atención actividad que te aparte de tu bienestar interior.

Tienes el hábito de discutir, criticar o menospreciar a otros?

Viajas al pasado recordando hechos dolorosos o desagradables?

Viajas al futuro y te preocupas y agobias por lo que crees que sucederá?

¿Te quejas o desanimas a menudo?

¿Te aferras a tus miedos y ansiedades?

¿Entras en discusiones para hacer valer tu opinión?

¿Chismorreas y cotilleas sobre las vidas ajenas?

¿Pasas tu tiempo en cosas que no te aportan crecimiento, paz y armonía a tu vida?

Tienes toda la libertad para hacerlo, es tu derecho hacerlo, pero también debes saber que no puedes esperar transformar tu vida mientras te mantengas en esas conductas.

Quizás te parezca muy difícil no caer en algunos de esos comportamientos, pero si actúas así es tan sólo porque has adquirido esos hábitos y del mismo modo que los incorporaste a tu vida, puedes modificarlos.

Verdad que sabes que puedes adquirir el hábito de alimentarte de forma sana o de realizar ejercicio físico? Pues también puedes entrenar tu mente para habituarla a centrarte únicamente en lo que te aporta felicidad.

Toma control de tu poderosa energía para enfocarla en todo lo bueno que puedes crear.

En la medida que lo hagas, te vendrán más y más pruebas de las maravillas y avances que experimentarás en tu vida y eso es algo que depende única y exclusivamente de ti.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

2 Respuestas

  1. Maria Abgeles

    Nuy bueno. Desearia contactarme

Dejar una opinión