Concentración mental

Concentración mental

La atención o concentración de tu mente resulta básica para el logro de cualquier propósito que tengas. De igual modo que es fácil tener un accidente si al volante de un vehículo no te mantienes concentrado, en tu vida ordinaria puedes creer que ocurren accidentes o circunstancias que no deseas, pero el causante eres tú mismo que no has disciplinado tu mente. Si tu mente corre de forma alocada y “va por libre”, los resultados son similares a si dejas de tener control sobre un vehículo.
Te aseguro que la mayoría de personas no aprovechan su poder mental, porque están distraídos. La distracción es lo opuesto a la concentración. Normalmente sólo estamos concentrados en tareas que necesitan un análisis pormenorizado de datos o de enfoque sensorial, pero solemos pasar el resto del tiempo sin concentrarnos ni siquiera en nuestros propios objetivos. La concentración mental es simplemente enfocar tu energía mental donde tú deseas conscientemente, sin permitir interrupciones ni distracciones. En el mundo empresarial he comprobado que si esto se realiza, es posible aumentar el rendimiento como mínimo por encima del cuarenta por ciento, sólo con una pequeña disciplina mental.
La mayoría de novedades sociales que imperan hoy en día, tanto en materia de tecnología y en los medios de comunicación, tienden a que las personas no tengan esta concentración mental y por tanto se mantienen permanentemente distraídas. La televisión, los teléfonos móviles y un sinfín de elementos, tienden a que pierdas el control mental. La distracción hace que pienses en cosas que no has elegido pensar conscientemente. Si no eres capaz de elegir tus pensamientos, ¿cómo puedes dirigir tu vida hacia dónde quieres? ¿Acaso no has visto personas que mientras mantienen una conversación en la que deberían estar atentos, tienen su mente distraída en la pantalla de un televisor, un ordenador o un dispositivo móvil? Oyen pero no escuchan.
Si no te mantienes concentrado, estás malgastando tu propio poder. Verás que muchas de las cosas que no marchan bien en tu vida, es porque cediste a otros tu propio poder personal. Es algo que no debieras permitir en ningún instante, porque al hacerlo, estás menospreciándote y desperdiciando tu energía. La actitud adecuada en la concentración, es similar a la que mantienen los gatos, son unos animales sorprendentes, pueden permanecer relajados, pero a la vez están con la máxima intensidad en el aquí y el ahora. Esa actitud de alerta y concentración es lo que te otorga poder y control sobre las circunstancias.
Está demostrado que los deportistas que realizan trabajo con pesas, obtienen mayor desarrollo muscular si cuando realizan los ejercicios concentran su mente exclusivamente en el músculo que están ejercitando y lo “ven” crecer. Otra prueba más de que el pensamiento enfocado, es la clave de nuestro éxito, en cualquier área de la vida. 

Para desarrollar la concentración mental, existen muchas técnicas, pero deseo explicarte un ejercicio muy útil y sencillo, con el que lograrás rápidos progresos si lo practicas diariamente:
Por la mañana, nada más levantarte, llena un vaso de agua por la mitad e introduce una piedrecita en su interior. Siéntate cómodamente en una silla con la columna recta y fija tu atención única y exclusivamente en la piedra, durante 5 o 10 minutos. Es normal que los primeros días te cueste mantenerte enfocado, ya que acudirán a tu mente todo tipo de pensamientos, pero eso es bueno para que tomes conciencia de que eso es lo que has estado permitiendo hasta ahora si nunca has practicado meditación o concentración mental. Con el paso de los días, podrás aumentar el tiempo de concentración y observarás como tienes mayor control sobre tu mente.
Si actúas plenamente concentrado en tu día a día, aumentarás tu poder personal, te mantendrás en equilibrio y ello te permitirá tener también mayor lucidez, claridad e intuición. Son tesoros que están a tu disposición permanentemente, pero sólo los descubrirás si tu mente permanece serena y concentrada.

Cuanta mayor concentración mental tengas, mayor control de tu vida tendrás. Presta atención a tus pensamientos predominantes y destiérralos si ves que no son los adecuados. Del mismo modo que no dejas entrar a cualquiera en tu casa, haz lo mismo con tu mente y no dejes entrar en tu esfera del pensamiento, aquello que no deseas.

             Aumenta tu poder personal 

Si quieres aumentar tu poder personal y empezar a crear la vida que deseas, puedo enviarte GRATUITAMENTE a tu correo tips, e ideas de éxito para aplicar en tu vida diaria y desarrollarte en todas las áreas. Suscribirte ahora gratis al boletín. 

Share

2 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.