Aprovecha el “momentum” para mejorar tu vida

publicado en: coaching | 5

[kad_youtube url=”https://youtu.be/Yf7kGwKIZFg” width=400 height=250 ]

Para entender el “momentum”, deseo hacerte una pregunta: ¿Te ha ocurrido que en determinadas épocas de tu vida todo fluye de manera armoniosa y parece que se adecua maravillosamente casi sin esfuerzo por tu parte y en cambio en otros periodos parece ser que todo nos sale al revés, vienen contratiempos frecuentemente y por mucha voluntad que pongamos no salimos a flote?

Si has tomado conciencia de este hecho, no debes preocuparte ya que es algo tan natural como las propias leyes universales.

Estos hechos suelen deberse al efecto de la ley del ritmo y que es la que produce los cambios y oscilaciones a los que estamos sometidos de forma cíclica. Esta ley también es conocida como la ley del péndulo y de ahí sus movimientos de subida y bajada que experimentamos los seres humanos a todos los niveles.

La pregunta clave aquí es la siguiente: Entonces si es una ley universal no podemos escapar de ella.

Por supuesto que no, porque como ley, actúa siempre y en todo lugar, pero presta mucha atención ya que lo que sí puedes hacer es minimizar sus efectos en las bajadas y aprovechar sus beneficios en las subidas.

En la medida que seas una persona equilibrada, la ley de movimiento pendular te afectará mucho menos. Imagina un péndulo sostenido por una cuerda, en el extremo inferior el movimiento oscilatorio es enorme y está sometido a un continuo ir y venir en ambas direcciones, pero si recorres la cuerda en sentido ascendente cada vez existe menor movimiento y en el origen de la cuerda apenas podrás apreciarlo.

La ley del ritmo la puedes ver de forma común en los cambios estacionales de la naturaleza que sigue un ciclo perfecto o sin ir tan lejos en los latidos de tu propio corazón con los movimientos de sístole y diástole o en la de tu respiración, con cada inspiración y expiración de tus pulmones. Así es la vida un continuo ir y venir.

Ahora vamos a la parte práctica en la que puedes aprovechar esto un tu vida cotidiana para vivir mucho más equilibrado y también ayudarte a lograr tus objetivos.

En el mundo de los negocios, cuando la ley del ritmo experimenta el movimiento ascendente le llamamos estar en “momentum”, también se aplica al ámbito económico y financiero por ejemplo cuando determinadas acciones están en tendencia alcista en la bolsa de valores y es el mismo concepto que por ejemplo en el mundo del deporte se define a ciertos jugadores diciendo que están “on fire” en inglés, o también estar en racha en español. Son esos momentos que hay que aprovechar porque estamos en la onda positiva y todo nos llega de manera más rápida, fácil y natural.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para saber si estás en momentum y aprovecharlo es escuchar tu cuerpo. El es sabio y de forma natural y conectándote con tus emociones y biorritmos te indica los instantes más propicios para tomar decisiones y actuar o por el contrario replegar velas y esperar.

Pero mucho cuidado no confundas el prestar atención a la ley del ritmo, con la conducta perezosa y carente de valentía de quien no desea salir de su zona de confort y pospone su avance de manera indefinida porque cree que nunca está en momentum.

Si me sigues habitualmente ya sabes que tus emociones son la guías o señales que te muestran en todo instante tu estado mental predominante y es muy importante que este sea de armonía y felicidad antes de tomar acción. Si por el contrario tu estado emocional está decaído, desmotivado, o actúas movido por la precipitación o la ansiedad, tus resultados no ofrecerán lo que deseas, por mucha acción que vuelques en el proceso.

Lo inteligente es aprovechar los movimientos de subida, de tono vital elevado, de motivación e inspiración, todos aquellos que te conectan con tu verdadera esencia y con estados emotivos de alegría y paz interior, porque si así lo haces sabrás que estás fluyendo con la vida y no yendo en contra de ella.

Aprovechar el momentum también es estar atento a las oportunidades, pues por ejemplo en el ámbito empresarial en muchas ocasiones se dan todos los condicionantes para que un negocio sea exitoso, tanto a nivel social, como por la tendencia de mercado o la bonanza económica, pero somos nosotros quienes debemos dar el paso. Imagina que eres surfero y que en la playa se dan las condiciones idóneas para practicar tu deporte, pero siempre eres tu el que debes subirte a esa ola ideal y surfear.

En la medida que tu enfoque esté depositado en desarrollarte personal y profesionalmente y mantengas tu atención mucho más en tus propósitos que en las dificultades podrás aprovechar el momentum.

En la medida que tengas control de tu estado emocional y te mantengas en vibraciones elevadas, podrás aprovechar el momentum y vivir sosegado cuando llegue el momento bajista. Por el contrario las personas que no tienen este equilibrio interno padecen los movimientos oscilatorios de manera accidentada y sus emociones van de la motivación a la desmotivación, o de la alaegría a la tristeza de forma continua. Su vida emocional es un reflejo del péndulo con sus constantes subidas y bajadas que producen una enorme desestabilización en la vida de muchos seres humanos.

En la medida que estés dispuesto a cambiar tus creencias sobre lo que es posible para ti y te decidas firmemente a tomar acción para transformar tus hábitos de pensamiento, podrás aprovechar el momentum cuando aparezca, si por el contrario y siendo totalmente honesto contigo mismo observas que ahora el movimiento cíclico es de retirada en vez de avance, es el tiempo propicio para realizar estrategias, planificar, organizarte, formarte, adquiriendo habilidades o conocimientos, para que cuando llegue tu ola puedas aprovechar ese impulso que te llevará a donde deseas.

Aprovechar el momentum es tener la visión de enfocarnos en lo que deseamos aprovechando todas las oportunidades que tenemos a nuestro alcance para subir al siguiente nivel.  Esto lo puedes extrapolar a cualquier ámbito de tu vida ya sea espiritual, familiar, profesional, no importa ya que cada vez que te sintonizas con un movimiento de subida supone un crecimiento en tu experiencia.

El momentum en lenguaje coloquial y popular también es conocido como la época de vacas gordas, pero ya sabes que exactamente la misma época es aprovechada por algunos y totalmente malgastada por otros, por tanto, El momentum siempre es un ciclo externo a tu persona, pero en función de tu actitud puedes beneficiarte de él o dejarlo escapar y eso es algo que sí depende única y exclusivamente de ti.

Share

5 Respuestas

  1. Jesús Andrés Upegui Londoño

    Agradecido por tan valiosa e importante información. En mi condición actual siento estar en la bajada de esta Ley universal. Ahora creo entender que el desespero y la ansiedad probablemente estén afectando la llegada de dinero a mi vida. Sin embargo, día a día busco y prestó atención a muchas reflexiones y publicaciones como estas buscando un respiro.
    Gracias!

  2. María Alejandra Cornejo Rubio

    Me gusta mucho la idea de charlar personalmente, dime cosas!, Gracias Alex Arroyo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.