El ahorro y la libertad financiera

moneyPara comprender la vinculación entre ahorro y libertad financiera te pondré el ejemplo del asalariado y el trabajador por cuenta propia. Si tú estás acostumbrado a recibir mensualmente una nómina salarial como pago a tu trabajo, tu mente se acomoda y deja de ejercer su poder creativo en cuanto al crecimiento económico. Ella entiende que tu libertad financiera está delimitada y condicionada a la cantidad que estás recibiendo y que además establecen otras personas.

Por contra, los emprendedores al no tener al inicio del mes la garantía de que otro va a abonarles el pago de su esfuerzo, usan mucho más su imaginación para crear vías de negocio, mejorar las fuentes de ingresos y para optimizar su tiempo.

Es evidente que en nuestra cultura latina, existen pocas personas que ahorren, incluso muchos inician el mes con la voluntad y el deseo de hacerlo, pero llegado el final de la treintena argumentan que no les quedó dinero para hacerlo y esta situación se acaba repitiendo mes tras mes.

Esa labor de creatividad que te decía como una de las diferencias entre asalariados y emprendedores, también debe ejercerse en este ámbito del ahorro y como paso básico para lograr libertad financiera, debes evitar el error común que consiste en gastar como de costumbre y a fin de mes comprobar a ver si sobró algo.

La cultura del ahorro y la libertad financiera, viene de establecer un objetivo real al inicio de todos los meses y fijar como disponible menos dinero del que vamos a recibir. Por ejemplo, si tú ganas 2.000 euros mensuales, debes establecer tus gastos como si sólo percibieras 1.700 euros. De este modo y de forma anticipada tú sabes que cada mes podrás destinar 300 euros al ahorro y si además los inviertes, lograrás 2 beneficios adicionales: asegurar que no vas a echar mano de ese dinero e iniciar el camino a tu indepencia financiera.

Cuando planteo esto a las personas la primera e inevitable pregunta que surge es, ¿y cómo hago entonces para hacer frente a todos mis gastos si no me alcanza con esa cantidad? En este caso es primordial hacerse estas reflexiones:

– ¿Qué gasto mensual no es imprescindible?

– ¿Qué cosas aún siendo básicas, puedo seguir adquiriendo, pero reduciendo su coste?

– ¿Puedo aprovechar mejor mi tiempo para generar más ingresos?

Todas estas cuestiones surgen cuando debemos ser creativos y nunca te las plantearás si sigues viviendo en una falsa seguridad que lo único que proporciona es que sigas dependiendo de tus ingresos habituales y gastando como siempre.

Incluso sin incrementar tus ingresos actuales, si logras destinar aunque sea una parte pequeña de tus ingresos a la inversión inteligente y sistemática podrás alcanzar con el tiempo incluso que ese dinero llegue a pagar tus gastos fijos que ahora tanto te preocupan. ¿Cómo es posible lograr esto? Utilizando esa cantidad que ya estás ahorrando e invertirla para crear activos que generen ingresos pasivos.

Cualquier activo que estés acumulando podrá con el tiempo satisfacer esa necesidad sin que tengas que dedicar todo el tiempo que ahora empleas trabajando para sólo pagar tus facturas.

Otra de las preguntas que me suelen hacer las personas es, ¿pero con un ahorro tan pequeño, cómo voy a ser capaz de acumular patrimonio?

Este interrogante surge debido a la gran ignorancia y los consiguientes prejuicios que existen en lo relativo a las finanzas. El poder del interés compuesto nos demuestra que lo que puedas hoy estimar como poco dinero, el tiempo te hará ver que no es así. Este es otro de los obstáculos al que se enfrentan muchos. Viven con una mentalidad de inmediatez, haciendo las cosas de hoy para mañana y no tienen la visión de invertir para el largo plazo, que en definitiva es quien asegura el bienestar financiero.

Cada persona vive en situaciones distintas y unos podrán ahorrar un 10%, otros un 20%, un 30% o incluso porcentajes más altos respecto a sus ingresos, pero lo más importante es que sea cual sea la cuantía, empieces ya. Si además tienes hijos y comienzas a educarles en esta cultura de la inversión, será uno de los mejores legados que les podrás ofrecer.

El simple hecho de tomar la decisión consciente de destinar de forma específica un dinero para cambiar tu situación financiera, hará que se activen todos tus motores internos que te propulsarán hacia adelante. Usarás capacidades que permanecían adormecidas ya que nunca te viste obligado a usarlas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.