5 claves para aumentar la productividad

publicado en: planificación | 0

5 claves para aumentar tu productividad

Aumentar la productividad es básico para nuestro éxito, ya que esta expresa la relación directa que existe entre el tiempo que dedicamos a una actividad y el aprovechamiento que extraemos de esta.

Es obvio que trabajar más y dedicar más energía no siempre es sinónimo de máxima eficacia, de hecho lo inteligente es todo lo contrario obtener más con menos y poder rentabilizar nuestros esfuerzos.

Existen muchas sencillas, pero poderosas técnicas con las que podrás aumentar tu productividad y con el paso de los días convertirte en una persona mucho más eficaz, logrando mayor calidad de vida.

5 claves para aumentar la productividad

1- Visualiza tu jornada

Revisa tus objetivos y metas, viéndote avanzar. Esta es una técnica muy efectiva para empezar el día con la máxima motivación y orientación hacia resultados. Poner en todo instante el foco en tus metas es prioritario para el éxito. No te olvides que antes de tomar acción es muy importante sintonizarte mental y emocionalmente para lograr lo que deseas. Personalmente medito todas las mañanas, pues me ayuda a detener el diálogo mental y centrarme plenamente en mis propósitos desde un sentimiento de bienestar personal.

2- Prioriza tus actividades

La jornada debe estar establecida en un máximo de horas, a no ser que quieras convertirte en un adicto al trabajo. Dentro de tu horario específico debes tener bien claro en que áreas debes focalizarte con mayor intensidad, estas son tus actividades de alta rentabilidad y a ellas debes dedicarles la mayor parte de tu tiempo y ejecutarlas sin excusas. Si existen tareas que te resultan complejas o más duras de realizar, marcate en tu agenda un horario para realizarlas en el que dispongas de mayor energía, (para mí es la primera hora de la mañana, porque es cuando estoy más en forma), pero otras personas rinden más por la tarde o la noche.

3- Delega o elimina las tareas que no sean rentables

Esto parece obvio, pero te aseguro que la mayoría de profesionales sólo aprovechan realmente el 20% de su tiempo, porque dedican muchas horas en actividades que no les resultan productivas. Estas áreas son las llamadas robatiempos y en ellas se malogran muchas energías (interrupciones de la actividad, pérdida de tiempo en el correo electrónico o las redes sociales, reuniones improductivas o que se alargan en exceso, etc). Si tienes tareas que no pueden eliminarse, pero que no son de máxima utilidad para ti, busca en quien delegarlas y ganar tiempo extra.

4- Optimiza todo tu tiempo

A lo largo del día existen tiempos “muertos”, que puedes aprovechar para formarte y adquirir conocimiento. Siempre recomiendo que se optimice todo el tiempo en adquirir más conocimientos en el área concreta en la que tú estés trabajando o te interese crecer. Por ejemplo, yo siempre llevo un libroque leo  mientras estoy esperando a alguien o escucho audios sobre desarrollo personal mientras conduzco. Quizás te parezca simple, pero una persona que conduzca sólo 1 hora al día, al cabo de un mes habrá escuchado más de 30 horas de conocimientos, lo que equivale a que hubiera asistido a 2 o 3 talleres en un mes. Si multiplicas esto por un año, imagina el crecimiento que puedes obtener en tu vida.

5- Planifica bien

Aunque te resulte difícil de creer, la mayor parte de los profesionales se dejan arrastrar por sus hábitos de actuación y la rutina, cayendo muchas veces en una mala planificación y organización de su tiempo, lo que se traduce en ir a “salto de mata”. Si te planificas con tiempo y de forma organizada podrás tener mayor control sobre tu tiempo y actividades.

Recomiendo tener una planificación diaria, semanal y mensual que incluyan las actividades repetitivas a lo largo de las jornadas. Si cada noche repasas tu planificación del siguiente día te ayudará a marcar mejor el rumbo por el que deseas conducirte.

Cuantas más metas tengas, más fácil te resultará planificarlas y seguir fijando nuevos retos en tu vida.

Como técnicas generales que siempre recomiendo para todo propósito y no tan sólo para ser más productivo son estas, ya que te ayudarán a mantenerte en forma y ya sabes que un cuerpo saludable siempre será más productivo:

– Aliméntate de forma sana y equilibrada.

– Bebe 2 litros de agua diariamente (fuera de las comidas)

– Realiza un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio

  • Duerme un mínimo de 6 horas y deja 2 horas de margen entre tu última comida y la hora de acostarte
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.