Los 3 cerebros, neurociencia

publicado en: pensamientos | 0

La neurociencia nos explica que tenemos 3 cerebros y que dan respuestas a preguntas como estas:
¿Por qué nos comportamos de la manera que lo hacemos?
¿Realmente somos conscientes de cómo actuamos?
¿Por qué en tantas ocasiones hacemos cosas con las que nos perjudicamos?
¿Por qué pensamos y sentimos de determinada manera?

Esas respuestas están en nuestro cerebro y este sigue siendo todavía un gran desconocido.
A pesar de ello si sabemos que es el mayor ordenador del que tenemos conocimiento a dia de hoy y que puede almacenar 280 trillones de bytes. En el hallamos las células neuronales encargadas de la recepción de estímulos y de la conducción de nuestro sistema nervioso y es el responsable de la creación de diversas sustancias químicas como la serotonina, endorfinas, dopamina y otras que nos acompañan en nuestro desarrollo.
La teoría de dividir al cerebro en 3 partes surge del médico y neurocientofico estadounidense, Paul mc lean y con ella comprendemos aunque sea de manera superficial que nos lleva a actuar de determinada forma ante las diversas experiencias que tenemos los seres humanos.

Sabemos también que las decisiones que tomamos y que creemos haberlas tomado desde la lógica y el raciocinio, en realidad son movidas por nuestras emociones. Por tanto somos predominantemente seres emocionales.
Aunque te pareza sorprendente la mayor evidencia de ello la tienes en el marketing actual, que paradójicamente ha sido quien más provecho ha obtenido de todos los avances que se han ido produciendo en el campo del conocimiento cerebral.

A día de hoy y a través de lo que conocemos como neuromarketing, la industria de la publicidad se enfoca de manera prioritaria en las emociones y los deseos básicos del ser humano, porque sabe a la perfección que son los resortes para activar la decisión de compra y esta a pesar de que en tantísimas ocasiones resulta impulsiva, nuestra parte consciente cree que ha sido basada en el raciocinio y la lógica.

Presta mucha atención a cómo se publicitan numerosos perfumes o vehículos en la televisión, sin ni siquiera mencionar sus características y poniendo el foco en imágenes muy sugerentes y evocadoras de emociones básicas que reflejen determinados estilos de vida. Si eres observador ya te habrás dado cuenta que la industria de la publicidad cada vez hace más enfásis en explicar historias y los clásicos spots vendiéndonos las bondades de los productos o servicios van quedando cada vez más relegados.
En muchas tiendas de ropa también puedes comprobar como a través de determinado tipo de música se mueve a las personas a la compra compulsiva.

Otro claro ejemplo de cómo las emociones rigen nuestra vida muy por encima de los demás aspectos, puedes observarlos en personas que han perdido cierta capacidad de memoria para recordar hechos o datos recientes, pero que si pueden hacerlo con eventos acaecidos muchos años atrás porque les conectan con determinados estados de bienestar, afectividad y todo tipo de recuerdos emotivos.

A través de las emociones expresamos nuestra mayor capacidad como seres humanos, pero también a través de ellas podemos ser manipulados y lastimados. Es por ello que para un buen desarrollo evolutivo debemos mantenernos en equilibrio de nuestras partes.

Share

Dejar una opinión