10 pasos para lograr objetivos

publicado en: coaching, objetivos y metas | 0

10 pasos para lograr objetivos

 

Antes de lanzarnos a la acción conviene tener claro cuales son los pasos para lograr objetivos que ya se han demostrado que son efectivos para alcanzar el éxito, independientemente de cual sea tu propósito. Hay estudios que demuestran que tan sólo un 5% de las personas logran los grandes objetivos que se proponen. Esto no ocurre porque esas personas sean más inteligentes o más luchadoras que la mayoría. Entre mis clientes lo compruebo habitualmente y una de las razones principales del porqué el común de la gente no logra sus objetivos es porque no aplica una metodología o estrategia correcta.

En tu vida ordinaria, para llegar a cualquier destino, necesitas tener un plan de ruta que te permita llegar con éxito a donde te propones. De igual modo, cuando deseas lograr un objetivo, ya sea personal o profesional, debes seguir unos pasos que te aseguren su cumplimiento.

Lo primero que debes realizar es una división en 3 grupos, objetivos a corto, medio y largo plazo. Es muy importante que todos ellos estén por escrito.

 

Estos son los 10 pasos para lograr objetivos:

1- Objetivos a corto plazo

Son aquellos que puedes lograr en pocos días o meses. A veces su realización es simple, no les damos excesiva importancia, pero precisamente por eso, no llegamos a realizarlos. El anotarlos en una lista y enumerarlos en orden de prioridad para ti, te ayudará a conseguirlos y te dará el refuerzo moral para afrontar retos más ambiciosos.

2- Objetivos a medio plazo

Suelen ser más complicados de conseguir y nos puede llevar desde unos meses a algunos años. Por tanto requieren más trabajo por nuestra parte y más tiempo para cumplirlos. Haz tu lista y priorízala en orden de importancia.

3- Objetivos a largo plazo.

A veces son los que definimos como “sueños”. Todo aquello que nos motiva muchísimo, pero que en ocasiones vemos como muy difícil o inalcanzables. Puedes incluir lo que yo llamo “la lista de los Reyes Magos”, son todas aquellas cosas que aunque te parezcan muy lejanas, deseas conseguirlas. Permítete soñar que puedes lograrlas y no pongas freno a tu imaginación. Al igual que en la lista del corto y medio plazo, ordénala también en función de tus prioridades.

 4- Sé específico

Cuanto más concreto seas en la definición de tus objetivos mejor. Conviene que el objetivo sea algo que puedas medir o cuantificar. Por ejemplo, pensar “voy a hacer deporte”, no es ningún objetivo específico, pero “voy a correr una marathon en el mes de junio”, si lo es. Si deseas adelgazar “voy a bajar de peso”, tampoco es específico, pero “voy a bajar 10 kilos mi peso”, si lo es.

5- Fija una fecha de cumplimiento

Si te has propuesto correr esa marathon, debes decidir cuándo lo harás y anotarlo en tu agenda como un compromiso ineludible. Por ejemplo “Correr maratón en 15 de Junio de este año”

6- Desarrolla metas

Sobre todo para los objetivos grandes y los de largo plazo, deberás realizar varias acciones que te lleven al logro final. Cuanto más desglosadas en tareas pequeñas tengas todas esas actividades mucho mejor, ya que el ir consiguiendo poco a poco esas pequeñas metas, te da la motivación necesaria para acercarte cada vez más a tu gran objetivo.

Por ejemplo, si deseas correr una maratón, tu meta o acción diaria es “voy correr una hora cada día”, para dentro de 2 meses, poder correr 2 horas diarias y así acercarte a tu objetivo de correr los 42km de la maratón. Otras metas podrían ser, comer 3 piezas de fruta diariamente. De igual manera fija en tu agenda, a qué horas vas a realizar esas acciones y cúmplelas.

7- Mantén tu mente enfocada

Muchas veces los objetivos que perseguimos se diluyen por las tareas cotidianas del día a día, las rutinas de nuestro trabajo o negocio, la familia, las obligaciones de la casa, hacen que nos desviemos de las acciones que nos habíamos propuesto. Para que puedas estar siempre enfocado en tus propósitos te ayudará el poder hacer tarjetas con dibujos o textos en las que aparezcan tus objetivos. Como ejemplo, yo siempre llevo encima tarjetas con la cifra que deseo ganar cada año y ello me ayuda a no desviarme de lo que deseo lograr.

8- Cree en ti

Las creencias que albergas en tu mente, respecto a lo que puedes o no puedes lograr son tu mayor condicionante. Tu discurso interno debe ir en consonancia al logro de lo que deseas. Repasa sinceramente si tus objetivos están en línea con tus valores personales y la implicación real que tienes por conseguirlos. La distancia entre lo que tienes ahora y lo que puedes alcanzar está sólo en tu mente. Cuanto mayor sea tu creencia en tus propias capacidades de superación, más cerca estarás de cumplir tus objetivos.

9- Revisa tus hábitos

Las acciones repetitivas que haces cada día, son los hábitos. Repasa de forma honesta si esas acciones te están acercando a lo que te propones. De poco te sirve, tener en mente de forma permanente tus metas, si no estás enfocado en las acciones correctas. En caso de que tus actos no sean los que deseas, corrígelos de inmediato, pues estás yendo en dirección contraria a tu objetivo.

10- Repasa y persiste

De la misma forma que en un viaje, vamos encontrando señalizaciones que nos permiten saber si vamos por el camino correcto, en el plan hacia tus objetivos, te ayudará de forma periódica hacer balance y revisión para saber en qué punto te encuentras. Esto te da la sensación de control de la situación y te permite hacer las variaciones necesarias en cada tramo del proceso, sabiendo en todo momento dónde te encuentras y cuanto te falta para llegar a tu destino.

————————————————————————————————-

No te pierdas también este vídeo de Metas Smart:

[kad_youtube url=”https://youtu.be/L3s4BlleO7c” width=460 height=250 maxwidth=460 ]

Otros posts sobre objetivos y metas:

* Vídeo: Las metas y el éxito

* Diferencias entre sueños, objetivos y metas

* Focalizarte en tus Objetivos

* 10 errores que impiden lograr tus metas

* Metas a corto, medio y largo plazo


Share

Dejar una opinión